Viajar a contramarcha, la única forma segura de viajar

ESTÁ DEMOSTRADO Y TODOS LOS EXPERTOS CONFIRMAN QUE VIAJAR A CONTRAMARCHA ES EL ÚNICO MODO SEGURO DE VIAJAR POR DEBAJO DE 4 AÑOS Y EL MÁS SEGURO TAMBIÉN A PARTIR DE ESA EDAD

En Noari Kids nos hemos propuesto hacer todo lo que esté en nuestras manos para difundir este importante mensaje entre las familias y ayudaros a proteger a vuestros hijos en los viaje en automóvil.

¿Por qué es más seguro viajar a contramarcha? Ahora te lo explicamos…

La siguiente figura recoge datos estadísticos sobre la reducción de heridas y el riesgo de daños graves en accidentes de automóvil, comparando casos con niños sentados en sillas a favor de la marcha, con niños sentados en sillas a contramarcha.

En un niño de menos de 1 año el tamaño de su cabeza representa el 25% del tamaño de todo su cuerpo. Con la evolución, el ser humano se ha convertido en la especie que nace con la cabeza más grande y desarrollada, por eso es el ser más inteligente del planeta. A los 4 años, todavía el tamaño de la cabeza puede llegar a representar el 20% del tamaño de todo su cuerpo.

En un accidente grave, en un choque frontal, el coche en el que viaja el bebé sufre una desaceleración máxima en muy pocos segundos. Todos los ocupantes del vehículo reciben una fuerza enorme hacia delante porque tienden a mantener la velocidad que llevaba el coche.

Los ocupantes del vehículo están sujetos por los cinturones de seguridad, que es mejor dispositivo de seguridad, que llevan todos los asientos de todos los coches. En el caso de que un bebé o niño viaje a favor de la marcha (AFM), el cinturón o el arnés, también le rentendrá y evitará que salga disparado hacia el frente.
Pero hay una parte del cuerpo que el cinturón no retienen, la cabeza. Como hemos dicho antes la cabeza de un niño es muy pesada (el 20% de su cuerpo), y la desaceleración del impacto provocará que salga disparada como un proyectil hacia delante, con fuerzas cercanas a 2.500 Newtons. En la imagen se puede observar como la columna vertebral en la parte del cuello queda completamente doblada, y esto puede causar decapitación interna, provocando daños irreparables, o incluso la muerte.

En el caso de las sillas a contramarcha, no se produce la proyección de la cabeza hacia delante, esto se debe a que el cuerpo y la cabeza están alineados y protegidos por el respaldo y el cabezal de la silla.

En la siguiente imagen se pueden comparar los efectos para la columna vertebral en caso de tener un accidente frontal utilizando una silla a contramarcha (ACM), o una silla a favor de la marcha (AFM). En el segundo caso se observa como la columna vertebral se dobla totalmente, llegando a poner en grave riesgo la vida del pequeño.

Sabemos que viajar a contramarcha es más seguro, lo venimos diciendo desde hace varios años.
¿Los principales motivos? En caso de accidente o frenazo brusco son las sillas que más y mejor protegen a nuestros hij@s:
♻ Reduce las heridas hasta en un 96%
♻ Limita a un 8% el riesgo de daños graves (frente al 40% viajando a favor de la marcha)
♻ La carga máxima en un accidente a 50 km/h es de 50 kg (¡viajando a favor de la marcha, la carga se eleva a 300 kg!)

¿Hasta cuando pueden nuestros peques viajar a contramarcha?
¡EL MÁXIMO DE TIEMPO POSIBLE!

Por otro lado te recomendamos que solicites acceso al siguiente grupo de facebook sobre seguridad a contramarcha en Catalunya, en el que participamos como asesores.
“Seguretat a contramarxa Catalunya”
https://www.facebook.com/groups/359981581004980

Deja un comentario