PORTABEBÉS Y SEGURIDAD

PORTEO CONSCIENTE, PORTEO SEGURO

En Noari Kids defendemos y creemos en el Porteo Ergnómico porque respeta la postura fisiológicamente natural del bebé.

Antes de empezar a usar un portabebés, debemos asegurarnos hacerlo correctamente. Es muy importante seguir cuidadosamente la correcta técnica que nos garantice un buen uso.
A continuación os damos una serie de consejos que os serán muy útiles. ¡Feliz Porteo!

¿Cuál es la forma ergonómica de portear a nuestro bebé?

En tan sólo 3 pasos, podrás asegurar un porteo ergonómico para tu bebé:
1. Posición de las piernas: el bebé tiene que tener sus piernas en posición ranita (o “M”) con las rodillas por encima de las nalgas. Esta es la única manera que nos asegura que el peso del bebé no recae sobre sus genitales.


2. La columna: al nacer nuestra columna es cóncava, y para asegurarnos portear correctamente el bebé tiene que mantener la posición curvada de su columna, o forma de “C”.


3. Sujeción: La única forma de que el bebé vaya bien sujeto, es que su vientre se mantenga pegado al cuerpo del porteador.


En los recién nacidos, deberemos asegurarnos de que el portabebés le llega a la cabeza.

 

¿Qué NO es ergonómico?

1. Llevar a nuestro bebé en un portabebés en el que sus piernas queden colgando, ya que el peso del bebé recaerá sobre sus genitales y su columna no permanecerá en forma cóncava. Además, si el bebé queda alejado de nuestro cuerpo, hay peligro de caída.
2. Llevar a nuestro bebé mirando hacia adelante. Esta forma de usar el portabebés no es la más confortable para el porteador, pero además no respeta la posición fisiológica del bebé, por muchos motivos:

  • La columna del bebé queda completamente comprimida
  • No podemos colocar al bebé en posición ranita
  • Si en algún momento el bebé necesita consuelo, tiene sueño, miedo…, se puede sentir desprotegido, sobre-estimulado y estresado.
  • Sus piernas quedarán colgando, recayendo su peso sobre sus genitales.
  • Además, es más incómodo para el porteador ya que su columna se arquea, y sus hombros y espalda se verán afectados debidos a una sobrecarga de peso.

 

 

15 REGLAS DE ORO PARA UN PORTEO SEGURO

1. El bebé tiene que tener el suficiente espacio para respirar y su cabeza debe estar recta para eliminar cualquier riesgo de asfixia.

2. Si usas el porta-bebés para amamantar, asegúrate de que el bebé respira correctamente.

3. La cabeza y la cara deben estar libres de cualquier objeto o tejido que te impida comprobar el estado de tu bebé.

4. NO hacer movimientos bruscos para evitar accidentes que puedan dañar al bebé (cabeza, cerebro, columna, piernas…)

5. NO usar el portabebés mientras vamos en coche, motocicleta, bicicleta… ya que no se trata de un Sistema de Retención Infantil.

6. NO practicar deportes o ejercicios que puedan desequilibrarte y/o dañar al bebé: equitación, patinaje, esquí, futbol, baloncesto, nadar en playa o piscina etc.

7. Si vas a limpiar o a hacer las tareas del hogar, asegúrate de NO usar productos tóxicos y/o que desprendan vapores que pongan en peligro la salud de tu bebé, NO te subas a una escalera ni hagas nada que pueda poner en riesgo la salud de tu bebé.

8. Si tienes que inclinarte o agacharte para coger algo o jugar con tus otros hijos, hazlo con las rodillas dobladas y sostén siempre la cabeza del bebé para que no se lastime.

9. A la hora de comer, pon especial atención a las comidas frías o calientes. Si le cae aunque sea una gota, puedes causarle heridas muy graves.

10. Si optas por el porteo a la espalda o a la cadera, asegúrate de que no hay nada peligroso al alcance del bebé.

11. Si estás muy agotado NO uses el portabebés. Podrías quedarte dormido y arriesgar su vida. Para evitar estas situaciones, aconsejamos no tumbarse mientras el bebé es porteado.

12. Asegúrate que el portabebés ergonómico que has escogido para tu bebé, sea el adecuado para su edad, tamaño y peso.

13. Asegúrate de que tu bebé NO pase calor ni frío. Existen porta-bebés fabricados con tejidos frescos y transpirables adecuados para verano, así como accesorios para abrigarlo en los días de frío.

14. Revisa periódicamente todas las piezas de tu porta-bebé y NO lo uses en caso de estar dañado.

15. RECUERDA QUE EL PORTEADOR ES EL MÁXIMO RESPONSALBE Y DEBE PROTEGER Y OFRECER EN TODO MOMENTO SEGURIDAD Y BIENESTAR AL BEBÉ.

Más información en: info@noarikids.com

2 comments

Deja un comentario